Historia

Orígenes

La presencia humana en Busturia en la época prehistórica, se hace presente en la cueva de Moruzillo, la cuál fue descubierta por el historiador Jose Miguel de Barandiarán en el año 1924.

Las primeras referencias documentales referentes a Busturia datan del siglo XI, con la donación del monasterio de Santa María de Axpe que realizan, el 30 de enero de 1051, los Señores de Bizkaia, D. Iñigo López y su esposa D.ª Toda, a su amigo el obispo de Alava, D. García.

Arqueología

Monolito

El monolito de Sorbituaga - Arriatara se sitúa en la ladera Sur del monte Añetu (367 m), sobre un rellano conformado entre los caseríos Arriatara y Sorbituaga. Se trata de un gran bloque de arenisca alzado, con 2,12 m. de altura, 0,92 m. de anchura y 0,25 m.

Cerámica de Busturia

La fundación de la fábrica de porcelana en Busturia se enmarca en un periodo de euforia empresarial (entre los años 1841 y 1860), con el fin de elaborar objetos que estaban destinados a elevar el nivel de vida cotidiano de algunas familias burguesas.

Camino Real
 
El municipio de Busturia mantiene tres tramos visibles de la antigua ruta juradera que unía Bilbao con Bermeo. Estos tres tramos se encuentran situados en el entorno de la Torre Madariaga, Etxebarri y Kurtzigane, éste último en el límite con el municipio de Sukarrieta.

Ruta del vino y pescado

El pescado, que se consumía fresco, en salazón, ahumado... era un producto básico de la dieta medieval, sobre todo por motivos religiosos. Sardinas, besugos, arenques y bacalao eran algunos de los pescados habituales en los mercados del interior de la península ibérica.